Archive for the 'igualdad' Category

08
Oct
11

“Manantiales de Solidaridad”

Nos hemos presentado a los “Premios IRENE: La paz empieza en casa”, convocados por el Ministerio de Educación,  y en los que se premian experiencias educativas y trabajos innovadores que contribuyan a prevenir y erradicar las conductas violentas y a promover la igualdad y la cultura de la paz.

El proyecto, realizado por un equipo de profesores del IES “Los Manantiales” entre los que me incluyo, se denomina “Manantiales de Solidaridad” y engloba dos actividades que tienen como tema central la mujer: una, la puesta en marcha y representación de la obra teatral “Black & White”; la otra, un calendario. En ambas han participado todos los miembros de nuestra comunidad educativa: profesores, padres y madres, alumnos, conserjes, administrativos…

Aquí tenemos el vídeo de presentación del proyecto, realizado por nuestros artistas Paco Mohedano y Nico Martínez, y conducido maravillosamente por una de las actrices de “Black & White”, la Pallarés, como todos la llamamos ya.

Ahora sólo toca esperar el fallo.

SE ACABÓ EL DISCURSO. ¡TODOS PREPARADOS PARA EL BAILE!

Anuncios
23
May
10

“Pensé que estabas en París”. “Estoy en París”

Vera von Lehndorff, la estudiante alemana de arte que en los años sesenta se inventó a Veruschka, convirtiéndose en la modelo más famosa de la época de la mano del pintor, escultor y fotógrafo Holger Trülzsch, nos habla de todo ello en su artículo “Fundirse con el fondo” (El Paseante, 5): “Siempre me he utilizado –afirma–, a mí misma y a mi cuerpo, como un instrumento para expresar mis ideas, pero he sido yo misma la que me he utilizado como objeto (…) Mi único interés es fundirme con el fondo. El sitio es con frecuencia algún lugar en estado de decadencia y relacionado con nuestra cultura (…) A veces, la gente se pregunta por qué querré identificarme con puertas, ventanas o muros –todo ese material que está muerto o en proceso de decadencia (…) soy tan sólo una forma -la figura de un cuerpo humano femenino, sin expresión ni gestos personales- convirtiéndose en una segunda forma: una ventana, una puerta, un muro, etc. Para mí, los objetos de nuestro entorno tienen significados simbólicos (…) Yo siento que es importante relacionarse con la superficie de las cosas, porque la superficie puede revelarnos un mundo secreto, un aspecto nuevo. Creo firmemente en la multiplicidad de aspectos de una imagen o situación, en las cosas vistas desde muchos puntos de vista, en la resistencia al hábito -aceptación pasiva de nuestra forma de ver a los demás y a nosotros mismos a través de las convenciones”.

Estas palabras de Vera Lehndorff nos llevan a la escritora Susan Sontag, que escribió sobre Veruschka y su iconografía de la fusión y la auto desaparición en su artículo “Fragmentos de una estética de la melancolía”: “El deseo de esconderse, de camuflarse. De estar en otra parte. De ser otro. El deseo de hacerse pasar por otra persona, pero que ésta no sea lo suficientemente distinta. El deseo de escapar de una apariencia meramente humana: de ser un animal, no una persona, sino un objeto (¿piedra?, ¿madera?, ¿metal?, ¿tela?), pero no una persona (…) el deseo de reducir el mundo a materia, a algo en lo que uno mismo puede incluirse, hundirse  (…) El deseo de desvestirse; de desnudarse; de estar oculto; de desaparecer; de ser sólo la propia piel; de petrificar el cuerpo; de quedarse inmovilizado; de volverse inmaterial, un fantasma; de convertirse en pura materia, materia inorgánica; de detenerse; de morir”.

También se transfigura y auto desaparece Leticia, la protagonista del cuento de Julio Cortázar “Final del juego”. En este relato, tres niñas, Leticia, Holanda y la narradora se disfrazan y representan para el tren que pasa cada tarde estatuas, como Venus, o actitudes, como la envidia o la caridad. El juego está minuciosamente organizado: “Primero Leticia nos sorteaba. Usábamos piedrecitas escondidas en la mano, contar hasta veintiuno, cualquier sistema (…) Entonces Holanda y yo levantábamos la piedra y abríamos la caja de los ornamentos. Suponiendo que Holanda hubiese ganado, Leticia y yo escogíamos los ornamentos. El juego marcaba dos formas: estatuas y actitudes. Las actitudes  no requerían ornamentos pero sí mucha expresividad, para la envidia mostrar los dientes, crispar las manos y arreglárselas de modo de tener un aire amarillo. Para la caridad el ideal era un rostro angélico, con los ojos vueltos al cielo, mientras las manos ofrecían algo -un trapo, una pelota, una rama de sauce- a un pobre huerfanito invisible (…) Los ornamentos se destinaban casi todos a las estatuas, donde reinaba una libertad absoluta. Para que una estatua resultara, había que pensar bien cada detalle de la indumentaria. El juego marcaba que la elegida no podía tomar parte en la selección; las dos restantes debatían el asunto y aplicaban luego los ornamentos”. Leticia es la mejor en el juego, pero está enferma, su cuerpo tiene algún tipo de parálisis. Uno de los pasajeros del tren, un chico, se enamora de ella, de sus estatuas, y se baja del tren para conocerla. Ése será el final del juego, tras haberle dedicado Leticia su mejor creación.

En la novela El amante del volcán, de Susan Sontag, la segunda esposa del Cavaliere juega también a interpretar, para su marido y sus invitados, personajes y emociones, con una puesta en escena también calculada: para elegir el motivo, el Cavaliere le mostraba a la joven láminas, cuadros o estatuas de su colección; una vez conocido el tema, lo importante era encontrar ese momento crucial que resumiera la esencia de un personaje o de una emoción. Para la esposa del Cavaliere, como para Leticia, su “capacidad de expresión, su insaciable deseo de estar en contacto con otros, había encontrado más elevada vía de escape en este teatro de simuladas y antiguas emociones”. “Abríamos despacio la puerta blanca -nos cuenta la narradora de “Final del juego”-, y al cerrarla otra vez era como un viento, una libertad que nos tomaba de las manos, de todo el cuerpo y nos lanzaba hacia adelante”.

Y con Cortázar regresamos al título de esta entrada. Antonioni adaptó libremente para el cine el cuento de Cortázar “Las babas del diablo” con el título de Blow up. Y precisamente Vera Lehndorff hizo una legendaria intervención en esta película. La cámara se apropiaba de un cuerpo dócil -pasivo- en una operación extraña en la que el fotógrafo se retorcía parodiando movimientos sexuales sobre el cuerpo de Veruschka, mientras ésta adoptaba, posando, diferentes posturas. Al final de la película, el fotógrafo se sorprende al encontrarse con ella en una fiesta en Londres. “Pensé que estabas en París”, le dice. Estoy en París”, responde ella. Ser siempre un objeto, pero pasivo sólo en su correcta medida; ser siempre uno mismo, estés donde estés: una imagen, una foto, un cuerpo… Saturada de voluntad.

20
May
10

Making off del “Calendario Trabajamos por la Igualdad”

Os dejo aquí un vídeo, el “making off” de nuestro calendario. Son imágenes sobre la elaboración del calendario “Trabajamos por la Igualdad” del IES Los Manantiales de Torremolinos,  un calendario escolar en el que los personajes de pinturas célebres son sustituidos por profesoras y profesores, personal de administración y servicios, representantes de madres y padres y del alumnado para evidenciar la igualdad en que realizan su trabajo hombres y mujeres en nuestro contexto educativo. La idea era buenísima, el resultado magnífico y con varios premios… ¡Y lo que nos divertimos!

24
Mar
10

“La ciudad también es nuestra”: Colaboración en el Málaga101

Ahora que el PGOU de Torremolinos ha cumplido el último trámite municipal previo a su remisión a la Junta de Andalucía para su aprobación definitiva, y que el alcalde de este municipio ha criticado con dureza a la Junta de Andalucía en la propia web del Ayuntamiento por cometer “una total discriminación y un gran abuso de poder con Torremolinos, al ser el único municipio de la Costa al que no se le permite crecer al norte de la Autovía”, no puedo menos que hacer algunas reflexiones en torno al urbanismo local y a los “abusos”.

Porque la realidad es que las ciudades no responden a los deseos y necesidades de la mitad de la población. En efecto, las mujeres están ausentes de la toma de decisiones relacionadas con la ciudad, la vivienda y el planeamiento urbano. Sus necesidades particulares apenas si se tienen cuenta, dado que los que toman las decisiones tienen unos intereses totalmente diferentes.

Las ciudades se construyeron sin mujeres, y el hecho de que la mayor parte de las mujeres tenga una vida y unas necesidades muy diferentes de quienes han planificado y construido las ciudades ha sido ignorado históricamente. Y ya sabemos el dicho: “Quien no está invitado a la cena, es parte del menú”.

Por otra parte, hay una resignación generalizada ante el modelo urbano contemporáneo, como si fuese el único posible, aunque no resulte cómodo ni agradable. Y lo cierto es que este modelo de ciudad disperso estaba pensado para un modelo de división sexual que ya no existe. Nuestras ciudades, indudablemente, se concibieron en una época en la que las tareas de hombres y mujeres estaban totalmente separadas. Y aunque las condiciones han cambiado radicalmente, todavía arrastramos esos conceptos extemporáneos. Los espacios donde transcurre nuestra vida diaria tendrían que cambiar al ritmo de los cambios culturales y sociales que han transformado nuestros patrones de existencia. Tenemos asumida la idea de que lo que conviene al cabeza de familia beneficia a toda la familia. Sin embargo, una ciudad a la medida de un modelo único entorpece la vida de quienes no responden a esas características y además supone no reconocer otras formas de vida. De esa manera, la sociedad está excluyendo a una parte importante de los que representan su futuro. ¿Dónde están los niños y las niñas? A los niños les hemos robado el espacio, nuestras ciudades y pueblos se han convertido en espacios peligrosos para la infancia. ¿Y los jóvenes? Socialmente predomina una imagen negativa de la juventud urbana, se les atribuyen conductas antisociales, son una amenaza, nos parece que nos quitan el espacio, y como la ciudad tampoco les pertenece han conquistado la noche, cuando todos dormimos. ¿Y las mujeres? La percepción de inseguridad limita sin duda el acceso a los recursos urbanos, y debilita o llega a impedir la presencia de mujeres en la calle. No se prohíbe a las mujeres salir solas de noche, pero, en la práctica, muchas mujeres se muestran incapaces de salir o de transitar por algunos lugares de la ciudad, y prefieren no hacerlo, asumiéndolo como una decisión personal, cuando en realidad no es una opción libre. La percepción de inseguridad es algo que sufre una gran mayoría de mujeres y son muchas las que por miedo evitan ciertos lugares a ciertas horas, como si tuvieran vedado el acceso. ¿Y las personas mayores? ¿Y los discapacitados?

Las mujeres tenemos mucho que decir sobre todas estas cuestiones. Se trata de redescubrir la ciudad a través de nuestra mirada. Hay nuevas formas de entender la ciudad y de intervenir en ella. La ciudad vista desde la mujer aparece como un escenario muy distinto al que la visión dominante androcéntrica plantea. La forma de ver la vida en la ciudad de las mujeres lleva a un enfoque diferente sobre las inquietudes de las minorías y de los grupos invisibles de los que precisamente las mujeres formamos parte. La perspectiva de género en el urbanismo mejorará las condiciones de vida para todos. Eso es el urbanismo de género: un urbanismo en el que los protagonistas sean las personas y no los movimientos financieros e inmobiliarios, y en el que se sustituyan las sugerencias y alegaciones a los planes generales de ordenación urbana por un proceso participativo bien diseñado que se incorpore desde el momento inicial. Es importante permitir a la ciudadanía dialogar cara a cara con su ciudad y llegar al fondo de las decisiones, a definir qué ciudad queremos.

El espacio urbano es un elemento dinámico que puede contribuir a acrecentar la desigualdad o puede favorecer la integración y la igualdad entre hombres y mujeres, facilitando la vida de cada día. El urbanismo es una herramienta importante para contribuir al cambio social, para corregir desigualdades. El espacio actuará a favor de las mujeres si favorece que su voz sea escuchada y tenida en cuenta, incorporando como un asunto público las nuevas necesidades de las mujeres y el hecho de que trabajen fuera del hogar. El modelo androcéntrico de ciudad debe dejar paso a un nuevo espacio donde los derechos básicos de todas las personas, independientemente de su sexo, edad, raza o condición física, estén garantizados.

Mujeres, niños, jóvenes, ancianos, inmigrantes…, la ciudad también es nuestra. Algo tan importante como el espacio urbano, el lugar donde desarrollamos nuestra vida, no puede estar únicamente en manos de los urbanistas ni de alcaldes que, sin fomentar en modo alguno la participación, resalten únicamente el “abuso” del gobierno andaluz por prohibirle crecer al norte de la autovía, por impedirle, en fin, acabar con el único gran espacio de monte bajo aún virgen, la última reserva natural de Torremolinos.
http://www.malaga101.com/?p=27761

08
Ene
10

¡Otro premio para mi instituto!


Ya os he hablado del Calendario por la Igualdad del IES Los Manantiales. ¡Pues ha conseguido un premio del Ministerio de Educación!

02
Ene
10

Por qué me gusta Torremolinos

Mi instituto, el IES “Los Manantiales”, es para mí como un Torremolinos en miniatura; más de 1.300 representantes de la ciudad habitan en él, provenientes de los más diversos y populares barrios: el Calvario, el Congreso, la Marcha Verde, el Pinillo…

Y cuando cada mañana traspaso las puertas de mi segunda casa, veo un pueblo y muchas culturas. Por eso me gusta mi pueblo, Torremolinos.

Porque aquí están mis amigos, y mis amigos son españoles, chinos, marroquíes, iraníes, rusos, argentinos, colombianos, ingleses, armenios, brasileños, hindúes, pakistaníes…

Porque los árabes y los chinos aprenden español, y los españoles aprenden árabe y chino.

Porque aquí hay 1.200 habitantes –padres y madres aparte– y más de 100 trabajadores, y todos pueden entrar a mi despacho, cosa que hacen a menudo, y decirme lo que piensan.

Porque esos habitantes se embarcan en proyectos maravillosos –una campaña de teatro contra la violencia de género; una adaptación cinematográfica de El lobo estepario con voces y subtítulos en español, inglés, árabe o chino…–, y para todos encuentran respaldo y colaboración.

Porque cuando vas andando, saludas a una chica que lleva un pañuelo en la cabeza, y luego a otra que lleva un escote, y las dos son árabes.

Porque mi pueblo tiene embajadores de todos los países, quienes, cuando llega alguien nuevo, se encargan de darle la bienvenida, de explicarle dónde está todo y cómo funciona todo.

Porque a veces viene alguien de visita, se queda un tiempo de observador externo, y cuando se va, te dice que ha percibido un funcionamiento satisfactorio de tu pueblo, un equipo de gobierno lleno de voluntariedad y compromiso, con una concepción y actuación integradoras sobre los conflictos.

Porque mi pueblo, para funcionar, necesita organización, pero también flexibilidad. Porque tiene leyes, y se cumplen, pero se respira libertad.

Porque en este Torremolinos en miniatura, que no es el verdadero, todo el mundo tiene una oportunidad.

09
Oct
09

Calendario por la igualdad en el IES Los Manantiales





La coordinadora de Coeducación de mi centro, Maribel Zaragoza, se propuso el curso pasado plasmar la igualdad de una manera original y diferente. La idea tomó forma con los realizadores y artistas: los profesores del Departamento de Educación Plástica y Visual Nicolás Martínez y Francisco Mohedano. ¡Nos liaron a todas… y a todos!: profesorado, alumnado, PAS, familias… dedicamos nuestros recreos a disfrazarnos y posar para un “calendario por la igualdad”. Se trataba de que representáramos por departamentos cuadros célebres de artistas clásicos. En estas obras se puede ver el papel asignado a la mujer a lo largo de la historia y cómo esto ha cambiado en la actualidad: en “La tertulia del Pombo”, por ejemplo, los escritores eran todos hombres; en su representación actual -donde, por cierto, salgo yo-, hay una aplastante mayoría de chicas “literatas”.



septiembre 2017
L M X J V S D
« Ene    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Archivo

Twitter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 418 seguidores

Visitas

  • 41,737