Archive for the 'teatro' Category

28
Dic
16

Dennis Hopper

dennis-hopper-300x201

Dennis Hopper me mira desde una pantalla gigante. Me hipnotiza desde el instante en que lo veo. Me mira directamente a los ojos, me sigue con gestos imperceptibles, aunque en realidad no me está viendo, porque Dennis Hopper está solo. Me recuerda a uno de los ejercicios de mis cursos de teatro, en los que tenías que ponerte frente al público, en el escenario, solo, sin hacer absolutamente nada, sola. Así está Dennis Hopper: está conmigo y al mismo tiempo está solo, estamos solos.

23
Feb
14

Corazón lleno de polvo

IMG_1632 copia

27
Ene
12

Estatuas y actitudes

“Abríamos despacio la puerta blanca, y al cerrarla otra vez era como un viento, una libertad que nos tomaba de las manos, de todo el cuerpo y nos lanzaba hacia adelante. Entonces corríamos buscando impulso para trepar de un envión al breve talud del ferrocarril, encaramadas sobre el mundo contemplábamos silenciosas nuestro reino”.

De Cortázar me enamoré primero por sus cuentos. Después vendría él, su vida, Rayuela… Cortázar se ha quedado siempre conmigo. Y, de sus cuentos, he leído muchas veces “Final del juego”. Desde la primera lectura, quedé sugestionada: por la triste historia de Leticia; por la maravillosa -a mis ojos adoslencentes- y aventurera vida de esas tres hermanas; por el ansia de libertad que siempre aparecía entre líneas… Pero, sobre todo, quedé sugestionada por el “juego”, por ese juego de “Estatuas  y actitudes” que tan bien podría yo misma haber inventado:

“Primero Leticia nos sorteaba. Usábamos piedritas escondidas en la mano, contar hasta veintiuno, cualquier sistema. Si usábamos el de contar hasta veintiuno, maginábamos dos o tres chicas más y las incluíamos en la cuenta para evitar trampas. Si una de ellas salía veintiuna, la sacábamos del grupo y sorteábamos de nuevo, hasta que nos tocaba a una de nosotras. Entonces Holanda y yo levantábamos la piedra y abríamos la caja de los ornamentos. Suponiendo que Holanda hubiese ganado, Leticia y yo escogíamos los ornamentos. El juego marcaba dos formas: estatuas y actitudes. Las actitudes no requerían ornamentos pero sí mucha expresividad, para la envidia mostrar los dientes, crispar las manos y arreglárselas de modo de tener un aire amarillo. Para la caridad el ideal era un rostro angélico, con los ojos vueltos al cielo, mientras las manos ofrecían algo —un trapo, una pelota, una rama de sauce—a un pobre huerfanito invisible. La vergüenza y el miedo eran fáciles de hacer; el rencor y los celos exigían estudios más detenidos. Los ornamentos se destinaban casi todos a las estatuas, donde reinaba una libertad absoluta. Para que una estatua resultara, había que pensar bien cada detalle de la indumentaria. El juego marcaba que la elegida no podía tomar parte en la selección; las dos restantes debatían el asunto y aplicaban luego los ornamentos. La elegida debía inventar su estatua aprovechando lo que le habían puesto, y el juego era así mucho más complicado y excitante porque a veces había alianzas contra, y la víctima se veía ataviada con ornamentos que no le iban para nada; de su viveza dependía entonces que inventara una buena estatua. Por lo general cuando el juego marcaba actitudes la elegida salía bien parada pero hubo veces en que las estatuas fueron fracasos horribles”.

Cada vez que leía, que leo, casi al comienzo del relato, el fragmento con el que inicio esta entrada, era como si yo sintiera también ese viento empujándome hacia delante, hasta mi reino. Ese reino de estatuas y actitudes, ese reino que no era sino “una gran curva de las vías acababa su comba justo frente a los fondos de nuestra casa. No había más que el balasto, los durmientes y la doble vía”. Ese reino era el teatro. Leticia, Holanda y la narradora sin nombre dejaban atrás su vida de fregar la loza y con sus estatuas y actitudes entraban en el maravilloso mundo del teatro, improvisado junto a las vías de un tren y no por ello menos marvilloso. Representaban cada tarde su función, una función que preparaban minuciosamente, y que el público sólo podía ver durante unos segundos, desde las ventanillas del tren al pasar. El teatro, efímero… Hasta que el teatro se mezcló con la vida.

Quizá por eso me gustó desde siempre tanto este cuento, ese juego, el juego de las estatuas y actitudes en el que yo hoy también participo, por fin…

Me acordé de este juego y de sus tres protagonistas hace unos días, al ver una imagen de la “Melancolía” de Durero, y su expresión concentrada. A Leticia, a Holanda, a mí, nos habría gustado representar esa actitud…

09
Ene
12

Lo que queda de la Navidad

Hoy, 9 de enero, con la vuelta al trabajo, comienza el 2012. Atrás queda la Navidad. Y aquí quedarán reunidas, también, de esta navidad 2011, todas las maneras que he tenido este año de felicitarla.

La felicitación navideña del instituto:

Christmas 2011 IES Los Manantiales

La felicitación de la compañía Neuquen

La felicitación del año nuevo para los amigos:

En fin, “los restos de la Navidad”.

08
Oct
11

“Manantiales de Solidaridad”

Nos hemos presentado a los “Premios IRENE: La paz empieza en casa”, convocados por el Ministerio de Educación,  y en los que se premian experiencias educativas y trabajos innovadores que contribuyan a prevenir y erradicar las conductas violentas y a promover la igualdad y la cultura de la paz.

El proyecto, realizado por un equipo de profesores del IES “Los Manantiales” entre los que me incluyo, se denomina “Manantiales de Solidaridad” y engloba dos actividades que tienen como tema central la mujer: una, la puesta en marcha y representación de la obra teatral “Black & White”; la otra, un calendario. En ambas han participado todos los miembros de nuestra comunidad educativa: profesores, padres y madres, alumnos, conserjes, administrativos…

Aquí tenemos el vídeo de presentación del proyecto, realizado por nuestros artistas Paco Mohedano y Nico Martínez, y conducido maravillosamente por una de las actrices de “Black & White”, la Pallarés, como todos la llamamos ya.

Ahora sólo toca esperar el fallo.

SE ACABÓ EL DISCURSO. ¡TODOS PREPARADOS PARA EL BAILE!

01
Ago
11

“Making of Black & White”, por Cristina Cortázar

27
Jul
11

“Black & White” de la compañía de teatro “Neuquen”. El escenario quedó vacío

Sí. Brotó la compañía. Y nació “Black & White”. La compañía ya tiene nombre: “Neuquen”. El estreno fue el 18 de junio. Otras cuatro funciones después, y la grabación de la obra toda una tarde. Ahora es julio, estamos de descanso, pero nos falta el teatro, la compañía.

“Black & White”, en palabras de nuestro director, Pedro Castañeda, es la puesta en escena de una experiencia teatral, que, partiendo de lo que empezó como un seminario de dramatización y dinámica grupal, ha ido preparando, con actores y actrices noveles, una miscelánea de textos, bien diversos, cuyo denominador común es el difícil equilibrio de las relaciones humanas y, sobre todo, la discriminación que ha sufrido la mujer a lo largo de la historia. A partir de textos originales de Maldiochi, Miralles y Jean Genet, hemos desarrollado un guión de seis actos cuyo hilo vertebrador es la incomunicación y las complejas relaciones de las personas. En un “crescendo” escénico, cada acto se va acercando a las tensiones humanas, desde la comicidad, la sátira, el humor negro, la ironía o el drama, hasta llegar al esbozo de un “teatro pánico”.

Si la metáfora que ondea sobre toda la obra es la irremediable soledad, el conflicto y el desequilibrio irreconciliable entre ideas, emociones, deseos y cuerpos, era necesario que la puesta en escena jugara, con sobriedad, con la oposición entre el blanco y el negro; con la tensión complementaria entre las luces y las sombras. Así, el fondo de la iconografía escénica es una alegoría al famoso arquetipo del Guernica. Esa pintura no sólo fue la exposición de los horrores de una guerra, sino también la exhibición de los complicados y profundos conflictos amorosos, percibidos por el inconsciente del autor.

Ese seminario de dramatización y dinámica grupal ha sido fundamental para todos nosotros. En él aprendimos a actuar, por supuesto (éramos mucho peores al principio), pero aprendimos muchas otras cosas: aprendimos a querernos, a nosotros y a los otros, con nuestros defectos y nuestras virtudes; aprendimos a llorar, y a llorar delante de los otros; aprendimos a dar cariño a los que lo necesitaban, y, sobre todo, a pedirlo y recibirlo cuando lo necesitábamos; aprendimos a no tener vergüenza, a ser felices… Y el director, mientras nos enseñaba todo esto, nos observaba, nos psicoanalizaba, y nos supo así dar a cada uno el papel con el que luego brillaríamos. Y nosotros confiamos en él, y nos alegramos ahora, porque cuando en marzo nos repartió los papeles, creo recordar que ninguno estaba contento, que todos protestábamos. Pero los papeles eran para cada uno de nosotros, y nosotros, con su ayuda, los hicimos nuestros. A Maribel, a Rosa y a mí nos entregó antes de Semana Blanca “Las criadas” de Jean Genet: “leéroslo”, nos dijo sin más indicaciones. Nos lo leímos, sí, y volvimos al instituto confusas y protestando. ¿Cómo pudimos protestar de un texto que estaba escrito para nosotras, que nos uniría a las tres ya para siempre?

Los ensayos se multiplicaron hasta el día del estreno, y con él llegaron los aplausos, y las sorpresas al oír las risas del público donde nunca las pensamos, al sentir su emoción, al oír las ovaciones, las felicitaciones, al ver desde las bambalinas, día tras día, la sala llena y a todos los que iban entrando, compañeros, amigos, desconocidos, cámaras de televisión…

Y vinieron las críticas, incluso: “Un gran esfuerzo y un espléndido resultado. Bien el guión y los mensajes. Magnifica labor del director y de los actores que conseguís un equilibrio difícil incluso en compañías profesionales. La escenografía sencilla pero original y muy coordinada con cada pieza (Guernica). Enhorabuena a todos/as (Juan Tomás Luengo, “La Tribuna de Torremolinos”); “Una escenografía austera, simple pero esencial, en contraposición y al mismo tiempo perfecta simbiosis con lo que allí se representaría. El negro y el blanco, como reza el título, representan las posiciones antagónicas de la obra. Diferentes actos que tienen su punto de partida en el Paraíso, con unos Adán y Eva muy especiales que bordan un diálogo por momentos hilarantes pero que sirven de hilo conductor al resto de actos, en los que la comunicación y las complicadísimas relaciones personales conforman el eje esencial de esta idea. Con especial atención al papel femenino, siempre en una situación compleja que, según van sucediéndose los actos, alcanza la tragedia en el penúltimo acto. Pero también hay lugar para el humor y la ironía en este conjunto de escenas, todo ello perfectamente enmarcado con el trasfondo muy acertadamente escenificado en el cuadro del Guernica que, como bien saben, es una de las máximas expresiones pictóricas del drama humano. Excepcional el trabajo de los diez actores, de verdad, ya que se trata de personas que no se dedican a este complicado arte de actuar por lo que la dificultad es aún mayor. Les puedo asegurar que  lo que escenifican no es nada sencillo” (José Antonio Moreno Sánchez, “Black & White, de la compañía de teatro Neuquen”).

Llegó julio. El escenario quedó vacío. Pero no será por mucho tiempo. Como dice nuestro director, el año que viene será el año del crack. Mis compañeros se rieron cuando dije en el periódico que nos iríamos de gira. Pero inevitablemente nos vamos, y a partir de otoño llevaremos “Black & White” por teatros de Málaga y Andalucía. Y a la vez empezaremos el nuevo proyecto, que Pedro ya tiene en mente y en papel, y que será impresionante, pero del que todavía no adelanto nada. Y el evento “Farándula 2012”, una semana dedicada a homenajear al mundo del teatro y del espectáculo, con “artistas invitados”, que convertirá nuestro instituto en un festival de comediantes.

Porque nuestro escenario nunca estará vacío…




julio 2017
L M X J V S D
« Ene    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Archivo

Twitter

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 418 seguidores

Visitas

  • 41,309